Connect with us

Historias

Tren Elquino: una historia de nostalgia y patrimonio en el valle del Elqui

Publicado

el

El servicio se realizó hasta junio de 1975,  cuando se suspendieron definitivamente los servicios.

La historia de este ferrocarril comienza con la fundación de la Sociedad Ferrocarril de Elqui, mediante escritura pública del 10 de Septiembre de 1882 y cuyo objetivo era construir una vía férrea que, comenzando en La Serena, ascendiera hacia el oriente siguiendo el curso del río Elqui (llamado en aquel tiempo río Coquimbo), alcanzando los poblados de Vicuña y Rivadavia.

Si bien este objetivo fue cumplido por tramos entre 1884 y 1886, el objetivo final de la sociedad era convertirlo en un Ferrocarril Trasandino, ascendiendo hasta el paso de Agua Negra, a 4760 mts. de altura y cruzando desde allí a la vecina república Argentina, propósito que nunca llegó a cumplirse.

Tal como se ha dicho, esta vía fue construida por tramos, entregándose la primera sección entre La Serena y Marquesa el día 4 de Agosto de 1884. Más tarde en 1885 se entregaba la segunda sección hasta Vicuña, pueblo natal de la poetisa y premio Nóbel Gabriela Mistral. Finalmente el día 12 de Abril de 1886 se abría la tercera sección hasta Rivadavia. En total 93.9 kilómetros, incluidos 6 túneles.

El siguiente cuadro muestra las distancias contadas desde La Serena, punto de partida original del trazado, aunque más tarde, al construirse la red norte, estas comenzaron a medirse desde la cabecera del ramal en Islón.

Publicidad

En el año 1888, producto de una crecida excepcional del río Elqui la vía, que en ese momento corría paralela a la actual carretera en el lado sur del río, fue destruida casi por completo, por lo que la Sociedad, viéndose imposibilitada de reconstruirlo, ofreció vendérselo al Estado de Chile. Dos años más tarde, mediante un decreto del año 1890 el Fisco determina su adquisición, la que solo llegó a hacerse efectiva en 1895 debido a razones presupuestarias.

Una vez que el Estado de Chile adquirió las ruinas de este ferrocarril, decidió reconstruirlo siguiendo un nuevo trazado, esta vez por una meseta contigua al norte del río Elqui, lejos de eventuales nuevas crecidas. Además, aprovechó el tramo desde La Serena hasta Islón para que formara parte de la vía Longitudinal Norte.

Inicialmente, este ferrocarril fue operado con locomotoras de los tipos G, K y Q además de coches de madera. Posteriormente, una vez que se incorporó la tracción diesel, se utilizaron locomotoras del tipo Dt-4000 y Dt-6000 para traccionar los trenes que tenían su punto de partida en la ciudad de Coquimbo. Durante su vida activa, este ferrocarril fue operado también con automotores suizos Schindler, y aunque no disponemos de información sobre el número de pasajeros transportados, se estima que era alto ya que era el único ramal de la red norte que no utilizaba trenes mixtos (pasajeros y carga al mismo tiempo) sino solo trenes de pasajeros.

El itinerario de los automotores ya mencionados consideraba dos servicios diarios en cada sentido, saliendo el primero desde La Serena a las 9:30 horas para llegar a Rivadavia a las 12:00 horas, el siguiente salía a las 16:30 para llegar a Rivadavia a las 20:00. Por su parte, los servicios desde Rivadavia a La Serena salían a las 7:00 y 17:00 hrs. donde combinaban con el ferrocarril proveniente de La Calera.

Tal como ocurría en la zona central de Chile, durante los veranos en las décadas de los 40 y 50 se operaron adicionalmente trenes excursionistas entre Coquimbo y Rivadavia.

Lamentablemente este ferrocarril cuenta en su historia con un doloroso accidente ocurrido durante el verano de 1972 y que nos fue narrado por nuestro colaborador Luis Carrasco:

Publicidad

Un domingo de verano por la mañana, un tren cargado con escolares subió desde La Serena a conocer Vicuña y el Museo Gabriela Mistral, no presentándose ninguna anormalidad durante el viaje de ida. Una vez que llegó a su destino, el convoy escolar se ubicó en una de las líneas laterales de la Estación de Vicuña y la locomotora diesel fue trasladada de un extremo a otro del tren para el regreso. Después de almuerzo, los niños comenzaron a regresar al tren para retornar a La Serena y sin problemas comenzaron a subir a los vagones que les esperaban y a tomar asiento en medio de risas, juegos y bromas. Mientras tanto el personal del tren ultimaba los detalles de movilización en la oficina del Jefe de la Estación y ellos se preparaban ya para abordarlo contando con la asignación del itinerario correspondiente para usar la vía, que a esa hora y por ser domingo, estaba desocupada.

El tren debería ponerse en marcha en unos diez minutos más y la locomotora con sus motores en ralenti, estaba detenida sobre los rieles con los vagones enganchados. Pero, de acuerdo a lo que les indicaba una de las profesoras a los ferroviarios, aún habían algunos rezagados y eso motivó una discusión que distrajo la atención que sobre el tren debía tener el personal de la estación. De un momento a otro, silenciosamente y sin que nadie lo notara, el tren comenzó a desplazarse vía abajo. Los profesores y los alumnos que estaban en los vagones pensaron que nada anormal sucedía y que se iniciaba el viaje de regreso. Mientras tanto el personal del tren, al percatarse de lo que ocurría, intentaba infructuosamente alcanzar al tren en marcha, pero la pendiente de la vía entre Vicuña y Molle fue acelerando rápidamente al tren hasta ponerlo absolutamente fuera de control.

Unos ocho kilómetros más abajo, la vía hace una fuerte curva hacia el cerro en lo que se conoce como la Cuesta de Gualliguaica. A un lado de la vía, el cerro; al otro, un precipicio y abajo el río Elqui. En ese lugar los vagones, cargados con niños y profesores, saltaron al vacío provocando una tragedia que enlutó a todo Chile.

Producto de esto, la Empresa de los Ferrocarriles abrió un estricto sumario para identificar las causas de la tragedia, determinándose entre otras cosas que:

1) La Estación de Vicuña, de antiguo diseño, tenía una pendiente hacia el poniente que si bien para trenes corrientes no revestía mayor riesgo, para un tren corto y liviano, si que la tenía. Se debe indicar aquí que todas las estaciones de la Zona Central deben tener pendiente cero entre ambos extremos, pero el trazado de la vía en Vicuña, por estar en una zona montañosa, debió aceptarse con esa ‘pequeña’ pendiente por las dificultades que presentaba el terreno a los ingenieros que la construyeron.

2) No se supo a ciencia cierta cómo fallaron los frenos de aire, basados en el sistema Westinghouse, que son estándar en casi todos los ferrocarriles del mundo. Aparentemente, al estar los motores de la locomotora diesel funcionando a marcha lenta, la presión del aire en el sistema comenzó a subir inadvertidamente y la válvula de sobrepresión no funcionó. Alguien dijo que eso pudo haber abierto las zapatas de los frenos del tren, situación que nunca fue total y técnicamente aclarada, ya que es sabido que bajo cualquier circunstancias, los frenos deben fallar cerrándose sobre la ruedas y deteniendo el tren.

Publicidad

3) Se adujo también que el tren debería haber estado detenido con zapatas adosadas a las ruedas, por tratarse de un tren en espera de pasajeros por más de una hora. Esta situación estaba contemplada en reglamentos antiguos de la empresa, pero su uso con los años se había ido dejando de lado y no se practicaba del todo.

Es necesario considerar además que a fines de los años 60’s el equipo de la Zona Norte sufría un importante grado de abandono y falta de repuestos debido a los profundos problemas de financiamiento que azotaban a los FFCC del E.

El accidente de Gualliguaica, junto con llevarse las vidas de muchos niños, incluso hijos de funcionarios de ferrocarriles, fue un fuerte golpe al prestigio de los ferroviarios de La Serena y al de la Empresa en general. Tal fue la conmoción que provocó este hecho, que el Presidente de la República, Salvador Allende, se trasladó al lugar de la tragedia en un avión de la FACH esa misma noche, acompañado del Sub-Director de Ferrocarriles, ingeniero Guillermo Fernández. Allende solicitó las máximas penas que el Estatuto Administrativo de la Empresa asignaba a los responsables de esta clase de negligencias y dejó fuera del servicio al propio Director de los FFCC del E.

A pesar de este trágico accidente, el ferrocarril siguió operando por algunos años más con jefes de estación en Islón y Rivadavia, hasta que en junio 1975 se suspendieron definitivamente los servicios (el longino había dejado de operar tres meses antes). Luego, en 1986 cuando la vía pasó a ser propiedad de Ferronor, las estaciones fueron vendidas y las vías fueron levantadas desde Islón hasta Rivadavia. Un puente metálico existente cerca de Vicuña fue trasladado por EFE al ramal Talca – Constitución. Posteriormente, Ferronor levantó otro de los puentes metálicos para colocarlo en la red central sobre el río Elqui, reemplazando el original que se encontraba en muy mal estado.

Hoy en día sobreviven los edificios de las estaciones Algarrobal, Vicuña y Rivadavia pero se encuentran totalmente abandonados y desmantelados, aunque debe destacarse el caso puntual de la estación de Gualliguaica, la que, al construirse el embalse Puclaro quedó bajo el nivel de las aguas del río Elqui junto con el resto del pueblo del mismo nombre. Sin embargo, la comunidad, reconociendo el valor histórico de su estación obligó al gobierno a construir una réplica de dicho edificio en el actual emplazamiento del pueblo. Así también hay que destacar que sean recuperado estaciones como la de Marquesa y El Arenal, en donde se han realizado proyectos culturales.

Al igual que el pueblo de Gualliguaica, un túnel cercano quedó bajo el nivel de las aguas al llenarse el embalse, por lo que hoy es prácticamente imposible verlo, sólo en época de sequía.

Estación Km
La Serena 0
Islón 21.8
Altovalsol 30.3
Punta de Piedra 31.8
Las Rojas 37.8
Pelicana 43.1
Marquesa 47.3
El Molle 50.1
El Almendral 56.0
Gualliguaica 63.8
El Tambo 69.6
Vicuña 74.4
San Isidro 76.8
Durazno 81.0
Diaguitas 84.1
Elqui 84.8
El Algarrobal 86.6
Rivadavia 93.9

Publicidad

Actualidad

Entregan libros con pertinencia local a niños de Escuelas Municipales en Vicuña

Publicado

el

Por

Con el objetivo de acercar a niños y niñas a la lectura, la Ilustre Municipalidad de Vicuña ha llevado a cabo un proyecto que busca promover la lectura entre los estudiantes de escuelas municipales. Mediante la donación de libros con pertinencia local se pretende acercar a los niños y niñas a la lectura y fortalecer sus habilidades lectoras. Este proyecto ha sido realizado en colaboración con la editorial infantil Cámara Mágica.

El libro «El Susurro de las Estrellas»

Este proyecto ha sido realizado en colaboración con la editorial infantil Cámara Mágica quienes han donado el título «El Susurro de las Estrellas»que cuenta con una historia escrita por Juan Eduardo Oda e ilustrada por Nicol Mejías, ambos artistas oriundos de la Región de Coquimbo, que relatan una historia que se desarrolla en los cerros del Valle del Elqui, brindando así una conexión especial con el entorno y la cultura local.

Alcance del proyecto

En esta primera etapa del proyecto, se han entregado libros a cinco establecimientos educativos de Vicuña. Estos establecimientos se encuentran ubicados en los sectores de El Molle, Gualliguaica, Marquesa, La Calera y Nueva Talcuna. La donación se ha realizado a estudiantes de 3° a 6° básico, con el objetivo de acercar la lectura a sus referentes culturales y apoyar su proceso lecto-escritor.

Publicidad

Cecilia Anríquez, directora de la organización, destaca la importancia de que cada niño tenga su propio libro, ya que esto les permite relacionarse con la lectura de manera más personal y cotidiana. Además, resalta que esta iniciativa es aún más relevante considerando las brechas en el aprendizaje lector que se han visto aumentadas debido a la pandemia.

Impacto social del proyecto

Este proyecto no es el primero que se realiza con esta editorial. Cámara Mágica ha llevado a cabo iniciativas similares en otras regiones de Chile, como el Archipiélago de Chiloé, Rapanui y Calama. Esto ha sido posible gracias al modelo de impacto social de la editorial, que reinvierte sus utilidades para donar ejemplares a estudiantes de escuelas municipales en cada lugar donde se emplaza una historia.

El Alcalde de Vicuña, Rafael Vera, ha sido uno de los principales impulsores de este proyecto y ha estado presente en las entregas de los ejemplares.

El valor pedagógico de los libros

El Concejal Rodrigo Alcayaga, presidente de la comisión de educación, destaca el valor pedagógico que tienen los libros donados para los establecimientos educativos. Considera que actividades como estas son fundamentales para incentivar la lectura en los estudiantes, ya que fortalecen sus habilidades y contribuyen a su desarrollo académico y personal.

Los libros, que en muchos casos pueden ser considerados un objeto de lujo, se convierten en una herramienta fundamental para el aprendizaje de los niños y niñas. El acceso a libros propios permite reforzar las habilidades lectoras desde una edad temprana y asegurar un aprendizaje sólido.

Publicidad

El llamado a la comunidad

Para lograr que cada niño tenga su propio libro, el escritor del libro, Juan Eduardo Oda, hace un llamado a la comunidad de Vicuña para apoyar este proyecto. Invita a unirse y respaldar esta iniciativa, ya sea adquiriendo el libro o apadrinando escuelas en las localidades donde viven o trabajan. Destaca que al unir fuerzas, se podrá cumplir la meta de que todos los estudiantes tengan acceso a libros y fomentar así la lectura en la comunidad.

El impacto en los estudiantes

Los estudiantes que han recibido los libros se han mostrado felices y entusiasmados. Agustín Contreras Marín, estudiante de la Escuela Dagoberto Campos Núñez de El Molle, comenta que comenzó a leer el libro enseguida y le pareció una historia muy buena, ya que es local y se desarrolla en su entorno cercano. Por su parte, Leonardo Sánchez Ramírez, alumno de quinto básico del mismo establecimiento, destaca la importancia de los libros para distraer la mente y enfocarse en actividades creativas como escribir historias.

Continuar Leyendo

Actualidad

Nueva exposición conmemora 50 años del Golpe de Estado en Casa de la Cultura de Vicuña

Publicado

el

En el marco de la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado en Chile, la Corporación Cultural Municipal de Vicuña inauguró el pasado sábado 9 de septiembre en la Casa de la Cultura de la ciudad la exposición: “50 años, un álbum que cambió de golpe”, del periodista y fotógrafo Patricio Luco Torres.

La muestra abarca una selección de 50 imágenes del archivo personal del autor, las cuales datan principalmente de la década de los 80 y principios de los 90, en la cual se registran realidades ocurridas en el contexto de la Dictadura cívico militar encabezada por Agusto Pinochet Ugarte y también hechos vinculados al retorno de la democracia.

La romería a Pablo Neruda, el funeral de Salvador Allende, manifestaciones de familiares de detenidos desaparecidos, además de retratos a dirigentas como Ana González, Luisa Toledo, Gladys Marín o al ex Presidente Patricio Aylwin son algunas de las imágenes que los públicos podrán contemplar en esta nueva propuesta artística.

En este sentido, el alcalde de la comuna de Vicuña, Rafael Vera, destacó el uso de la Sala de Exposiciones: “Nos sentimos orgullosos de haber generado este espacio para que la cultura pueda mostrar parte de ésta misma, y haberla utilizado hoy en este momento que estamos recordando los 50 años. Estas imágenes fotográficas van a estar los próximos 30 días, por lo que la gente que quiera venir a visitarla se podrá reencontrar con su propia historia, con una historia dolorosa pero que es necesario jamás olvidar”.

Publicidad

En tanto, para el artista Patricio Luco Torres la instancia sirvió para generar un espacio de memoria intergeneracional, donde enfatizó: “Llegamos a septiembre y se nos abren las heridas, porque estas no se han cerrado, ya que no se ha llegado ni a la verdad, ni a la justicia en nuestro país (…) el Estado debe hacerse cargo de esto, justamente, de alguna u otra manera, encontrar la verdad y justicia”.

Durante la jornada, participaron miembros de la agrupación musical de Vicuña “Tercer Tiempo”, quienes interpretaron temas del cantautor Víctor Jara, y además algunos invitados compartieron reflexiones alusivas al momento histórico que toma la obra.

La exposición es abierta a todos los públicos con entrada liberada, se extenderá hasta el 30 de septiembre. Horario de visita: lunes a jueves (desde 09:00 a 18:00); viernes (09:00 a 17:30); y sábado (09:00 a 14:00).

Más información en Facebook e Instagram: vicunacultura y www.vicunacultura.cl

Publicidad
Continuar Leyendo

Cultura

Fundación La Tribu Somos supera las 11 mil atenciones en 2022

Publicado

el

Apoyando el desarrollo de personas con discapacidad física, mental o cognitiva, Fundación La Tribu Somos cumplió 4 años de vida en La Serena, hecho que fue celebrado con una Fiesta de Disfraces en la que compartieron los avances alcanzados durante 2022.

La institución dedica sus esfuerzos en la enseñanza de habilidades laborales a personas con discapacidades físicas, mentales o cognitivas y que carecen de oportunidades laborales.

En la ocasión, Lorena Figueroa, presidenta de la Fundación La Tribu Somos realizó el siguiente balance: “Se hicieron 11.010 atenciones, y reciclamos 250 kilos de plástico a través de nuestros talleres. Esos artículos, posteriormente, los pusimos a la venta a través de ferias a las cuales fuimos invitados y por medio de nuestro canales online”.

En nuestro país desde hace algunos años las empresas con más de 100 personas deben incluir, por lo menos, el 1% de su personal con alguna discapacidad, sin embargo, ese trabajador debe ser capaz de valerse por sí mismo.

Publicidad

En la actividad, acompañando a las familias que son parte de La Tribu Somos, también estuvieron presente algunas autoridades como el consejero Regional, Javier Vega y las concejalas del Municipio de La Serena, Carmen Zamora y Daniela Norambuena.

Continuar Leyendo

Tendencias